Los abuelos: Juan, María, Segundo y Marina. De familias humildes, siempre estuvieron ligados a trabajos de la hacienda (huerta, viñedos, animales…) para abastecer a la familia, así como al desempeño de diversos oficios (molinero, panadero, paragüero, cocinero, carpintero…) en la zona o fuera de ella (Euskadi y Suiza) para mejorar su situación.

Los padres: Manuel y Carmen, siguiendo la línea de sus padres a través de trabajo, constancia y el impulso de pequeñas empresas en la comarca (empresa maderera, hostelería) van recorriendo el camino hasta conseguir en el 2000 iniciar Fazenda Prádio, un proyecto que ensalza el tipo de vida de nuestro entorno con una estructura central vitícola muy importante.

Los hijos: Martina y Xabi, manteniendo  la misma ilusión en el proyecto continúan moldeando Fazenda Prádio, visitas, hotel rural, restaurante, huerta… y así mantener viva una filosofía de vida.

Los amigos: Boris y Carmen desempeñan todo tipo de trabajos, siendo el enológico el de mayor responsabilidad para el primero y el hospedaje para la segunda.

Los animales: Nuestros psicólogos ayudan todos los días del año con su cariño y trabajo.